TU HUELLA EN EL BUZÓN



En este rincón encontraréis todas vuestras creaciones literarias, ya sean voluntarias o resultado de vuestra participación en los distintos concursos que os propondremos.
Como para todo lo demás, podéis mandar vuestras aportaciones al mail de nuestra página de contacto.

Además, en este espacio podrás sugerir lecturas a otros biblionautas. Haznos llegar tu reseña, escrita o en formato vídeo, al correo electrónico que aparece en la pestaña CONTACTO. 
Gracias por participar.





Es la huella de palabras que dejas en el camino...







CURSO 2017-18

MONSTER, 
un fantástico manga de Naoki Urasawa

Hola, soy Ting Ting Jí. He leido una serie de manga muy interesante que quiero recomendaros. La historia comienza con Kenzo Tenma, un médico japonés que trabaja en un hospital alemán y que debe elegir entre dos pacientes para poder salvar a uno solo. Diez años más tarde, será acusado de asesinato. Tenma logra escapar de la captura y comienza a investigar la verdad. ¿Quién es el monstruo?¿Qué pasa en este libro? 

Empiezara leer y descubre con Tenma toda la verdad.

Os recomiendo este serie porque es fantástica, tanto los dibujos como los textos. Hay muchas personas que se aburren de leer los libros porque todas las páginas están llenas de “letras negras pequeñitas” . Por eso recomiendo a todas estas personas que lean este cómic. Os aseguro que comienzas a leer y ya no puedes parar.



PORQUE LOS MITOS SIGUEN VIVOS...
Los alumnos de 1º de ESO han estado leyendo mitos griegos durante este trimestre, y como la ficción llama a la ficción, ellos también se han atrevido a inventar sus propios relatos míticos. Ahí van unos cuantos:


LA NINFA DE LOS RÍOS

   Hace mucho tiempo, en la era de los primeros dioses, la Tierra aún no existía hasta que los dioses la crearon junto con los hombres. Un día un dios decidió bajar de los cielos para ver cómo era la Tierra y sus habitantes. El dios se enamoró de una mujer mortal y bellísima, de la que tuvo una hija: la primera ninfa de la Tierra. Cuando cumplió dieciocho años, la ninfa perdió a su madre por una terrible enfermedad. Ella, tan triste y desconsolada, se sentó en la cima de una montaña y lloró durante días e incluso meses. Con sus lágrimas, la Tierra empezó a cubrirse de agua y cuando la ninfa ya no pudo llorar más, murió de tristeza. Ese día nacieron los ríos, y de los ríos los mares y océanos, y el espíritu de la ninfa vaga por los rios en busca del alma de su madre.

                                                              Dayana Gutiérrez Castro (1º Flex)



LAS ESTRELLAS DE LUCIL

      Hace mucho tiempo en el Olimpo vivía una diosa llamada Lucil, la cual tuvo un hijo con un semidiós llamado Hércules. La llegada de su hijo Est los colmó de felicidad. Pasaban los días y el niño iba haciéndose mayor, pero le causaba mucho miedo una cosa, y era la llegada de la noche.
      Un día, en la plaza del Olimpo, Lucil se encontró con Dark, el dios de la oscuridad. Lucil le comentó que tenía un hijo al que le daba miedo la noche, porque decía ver monstruos que le acechaban en su lecho. Lucil preguntó entonces a Dark si podía poner pequeñas luces en el cielo para que así no estuviera tan oscuro. Dark le contestó que las pondría, pero con una condición: que su marido Hércules luchara contra un cíclope, y para saber si lo había matado o no, le tenía que llevar su único ojo como prueba. Lucil aceptó, porque sabía que su marido podía hacerlo.
       Hércules fue en busca de un cíclope, lo encontró y luchó contra él. Al principio parecía que el cíclope estaba ganando y que a Hércules le escaseaban las fuerzas, pero entonces pensó en Lucil y en su hijo Est y recobró la energía para vencer al monstruo, al que pudo finalmente arrancar su ojo.
       Hércules y Lucil le entregaron a Dark el trofeo: el ojo del cíclope. Dark, al ver que había conseguido salir victorioso de la prueba, les concedió el poder poner cada noche luces en el cielo, solamente con sus manos y su mirada. Así es como nacieron las estrellas, que reciben ese nombre por su hijo Est.
                                                                                               Sara Redrado Burriel (1º F)


EL ORIGEN DEL VIENTO
     
        Zeus nunca fue muy fiel a su esposa Hera. Una vez se enamoró de una ninfa del aire y con ella tuvo trillizas. Cinco años más tarde nació una cuarta hermana. Eran Tifes, Hurane, Cicles y Tornae. Las cuatro vivían con su madre en una pequeña isla de Grecia. 
        Cuando las trillizas cumplieron quince años y Tornae tenía tan solo diez, Zeus apareció en su isla y rápidamente les explicó el motivo de su inesperada visita. Les dijo con voz firme que Hera había descubierto su existencia y conociéndola, sabía que no las dejaría escapar.
         Zeus no quería enfadar más a su esposa, pero no podía dejar a sus hijas enfrentarse solas a Hera, por lo que dicidió convertirlas en diosas para que pudieran defenderse de la terrible furia de la diosa. Además de la inmortalidad, Zeus les concedió también un importante poder: podrían manipular el aire a su voluntad y usarlo como defensa o ataque, formando torbellinos enormes que arrastraban agua, tierra y hojas. Pero Tornae, al ser más pequeña, no conseguía usar sus poderes tan bien como sus hermanas.      
          El primer ataque de Hera fue aún peor de lo que habían imaginado, así que decidieron esconderse por separado para que la diosa no las encontrara con tanta facilidad. Hurane y Tornae fueron juntas para que esta última aprendiera a dominar del todo su poder. Se trasladaron al Mar Caribe;  Tifes se quedó en el Océano Pacífico y Cicles prefirió el Océano Índico.
      
           Todos los humanos que vivían en esas zonas se asustaban cada vez que veían agitarse el mar y al poco contemplar cómo inmensos torbellinos destruían sus casas, sus poblados y ciudades. Fue tal el pánico que causaban, que las gentes empezaron a hacer ofrendas a las poderosas diosas, quienes podían destruir todo aquello que poseían, sin el más mínimo esfuerzo.
             De este modo se crearon los tifones, huracanes, ciclones y tornados, que fueron los nombres que recibieron los temibles torbellinos en honor a sus respectivas diosas: Tifes, Hurane, Cicles y Tornae.
                                                                                                         
                                                                                                   Julia Abío Murillo (1º F)




CLÁSICOS a ESCENA:
LA ILIADA

El pasado 14 de diciembre Iratxe Sabiñe López Aguirán, alumna de 1º D,
acudió al Teatro Principal para ver la propuesta teatral de esta gran epopeya.
Gracias por compartir con nosotros tu crítica.


La Ilíada es una obra literaria griega centrada en la guerra de Troya. La obra está representada por “Clásicos Luna”, una compañía teatral del IES Pedro de Luna, formada por alumnos y profesores del instituto.


La representación resulta muy atractiva para la gente de nuestra edad porque mezclan tragedia y comedia, creando golpes de humor muy buenos, con diálogos actuales, bailes y canciones.


Todo lo que ocurre en el escenario está muy bien planificado para llamar tu atención: el vestuario, los decorados que van cambiando en las distintas escenas, las coreografías y la iluminación. Incluso hay un momento en el que acercan todavía más la obra al público, cuando algunos de los actores bajan del escenario para continuar con la representación entre la gente.


Además, utilizan un recurso que al menos a mi me resultó muy sorprendente y creo que hace que la representación esté todavía mejor, y es el acompañamiento musical de la obra con dos chicas jóvenes que en algunas escenas interpretaban unas canciones muy bonitas.


El teatro me pareció muy bonito, es muy grande, espacioso y llamativo. Me llamó la atención la cantidad de gente que había para ser un día entre semana, había muchísimo público, tanto personas mayores, como adultos, gente de mi edad e incluso niños; el piso de la planta calle estaba absolutamente lleno y en los palcos había algún asiento vacío, pero también había bastante gente. Me gustó mucho el gran telón y las pinturas del techo.


En cuanto a la obra de teatro, los personajes que más me gustaron fueron Aquiles y su amigo Patroclo, los dos eran muy divertidos y hacían y decían cosas muy graciosas.


Iratxe Sabiñe López Aguirán



EN ESTA SEMANA DEL TERROR QUE ACABAMOS DE CONCLUIR VARIOS ALUMNOS NOS HAN DEJADO SUS NARRACIONES INQUIETANTES Y SINIESTRAS A PARTIR DE UN MISMO COMIENZO. AQUÍ TENÉIS UNA MUESTRA DE ALGUNOS ALUMNOS DE 1º ESO F. 
                   ELIGE EL FINAL QUE MÁS TE GUSTE Y AÑADE UN COMENTARIO EN NUESTRA PESTAÑA CONTACTO.



En el fondo de la sombría alameda había visto agitarse una cosa blanca que flotó un momento y desapareció en la oscuridad: la orla del traje de una mujer que había cruzado el sendero y ocultábase tras la espesura. Oía sus pisadas sobre las hojas secas y el crujido de su traje, que arrastraba por el suelo y rozaba en los arbustos. Parecía hablar en una lengua extranjera. Huía entre la niebla sin dejar apenas huella. 

EL PACTO
     Tenía que encontrarla fuera como fuera. Quizás era esa extraña mujer a quien estaba buscando. Quedaba muy poco tiempo y estaba desesperado. Todos los días huía por el mismo camino; decidí esperarla escondido entre unos arbustos. (...) Cuando anocheció, la mujer volvió a pasar corriendo, pero conseguí que no me viera. Salí de mi escondite y con asombro y terror comprobé que mis sospechas eran ciertas. Era esa mujer. Su rostro era el más espantoso que se pueda imaginar. Los huesos se le marcaban excesivamente, como si tan solo tuviera un cráneo. la fina y tirante piel que tenía era de color negro como el carbón, y lo mismo pasaba con el resto de su cuerpo.
      En su cara se dibujó una espantosa sonrisa.
-Veo que no te has rendido. ¿Tienes ya lo que es para mí?
Esa horripilante criatura era nada más y nada menos que la muerte, y yo estaba muerto. Al día siguiente sería mi primera Noche de Difuntos desde el otro lado, y si no iba al inframundo, desaparecería para siempre, no estaría en ningún bando.
     Por suerte, un año había sido suficiente para recoger lo que la muerte me pedía: el equivalente a dos cántaros llenos de lágrimas causadas por su trabajo. A cambio, me llevaría al inframundo. Ese era nuestro pacto. Le entregué los cántaros y los bebió uno a uno. De pronto, su rostro empezó a cambiar, por unos momentos atisbé un rostro humano. Pero entonces me miró fijamente y comprendí que nunca se deben hacer pactos con la muerte. 

Julia Abío Murillo
     

Parecía hablar en una lengua extranjera. Huía entre la niebla sin dejar apenas huella. 
LA NADA
Fue entonces cuando la empecé a seguir. Cruzamos el río y llegamos al final del camino, donde había un acantilado. No podía avanzar más.
        Nos quedamos parados un momento y decidió escabullirse hacia el frondoso bosque. La perseguí un rato hasta que tropezó con una piedra y cayó al suelo. Le di alcance y la cogí por los hombros. Le intenté quitar la capucha. Al principio no se dejaba. Estuvimos un tiempo forcejeando. Conseguí quitársela y cuando la levanté no me lo podía creer: ¡no había NADA debajo de esa capucha!
Diego García Soria


Parecía hablar en una lengua extranjera. Huía entre la niebla sin dejar apenas huella.

LA SOMBRA
La seguí durante un buen rato, esquivando árboles, rocas y telarañas y algún que otro murciélago. Pero le perdí el rastro, y pensé: "¿Para qué seguirla? ¿No tiene derecho a estar en el bosque?" Y luego me dí la vuelta decidido a salir de ese oscuro bosque.
Volví al sendero y me encaminé hacia la salida. Avancé unos metros y me pareció oír algo. ¡Un llanto! Intenté encontrar la fuente de ese sonido, y al lado de una columna de una casa en ruinas había una persona. ¡Era la mujer que huía! Me acerqué para preguntarle qué le pasaba y cómo podía ayudarla, y ella levantó la mirada. ¡No podía creer lo que veía! Donde tendría que estar su cara, ¡no había nada! Solo había una neblina de un color indefinido que me daba miedo.
De repente, se transformó en una serpiente de dos cabezas que en vez de ojos tenían una extraña neblina. Impresionado por la metamorfosis, no me di cuenta de que se estaba abalanzando sobre mí. Me eché a un lado y corrí todo lo lejos que pude. Desesperado, busqué una salida y cuando la encontré, corrí hacia mi casa. ¡No volveré nunca a ese lugar!

Iñaki García Recalde


Parecía hablar en una lengua extranjera. Huía entre la niebla sin dejar apenas huella. 

LA MUERTA VIVIENTE
     Decidí seguirla a ver hasta donde me llevaba esa mujer. Aunque estaba aterrada, había algo en ella que me causaba mucha curiosidad y a la vez me asustaba por dentro. (...) 
     Me fui a la iglesia a la misma hora que la noche pasada. Entonces la pude ver bien. Su piel era azulada y casi transparente, parecía un fantasma. El rostro era sangriento, con arañazos de correr entre los arbustos y sus ojos eran los más tristes que había visto nunca. Y así, mientras me miraba fijamente y me hablaba susurrando en su lengua casi irreconocible, volvió a gritar con ese grito tan agudo y desapareció entre la niebla otra vez.
     Al día siguiente investigué en la biblioteca sobre la chica y descubrí que una joven escandinava había sido perseguida por el bosque y en la iglesia donde gritaba, había sido asesinada, acuchillada por la espalda, y su espíritu corría todos los días por el bosque, mientras que el grito hacía que desapareciera entre la niebla...

Lucía Calvo Baroja


Parecía hablar en una lengua extranjera. Huía entre la niebla sin dejar apenas huella. 


EL ESPECTRO DE LA ALAMEDA
En ese mismo momento noté una presencia detrás de mí. Me volví y vi a una niña a lo lejos. Me quedé observándola. Llevaba un vestido blanco, desgarrado y con manchas de tierra y sangre; su cara demacrada y sin expresión, sus movimientos tambaleantes, me hicieron pensar que necesitaba ayuda. Me acerqué un poco y al verle bien el rostro, recordé que era la niña que horas antes había fallecido víctima de un atropello. No podía creer lo que estaba viendo con mis propios ojos. Sin dudarlo eché a correr despavorido. ¡Era un zombie! Entonces comprendí por qué huía despavorida aquella mujer del bosque.

Sara Redrado Burriel


-----------------------------------
--------------------------------------------------

¡HOLA A TODOS!
OS PRESENTO LA COLECCIÓN DE LIBROS MITOLOGÍA, UNA COLECCIÓN DE LIBROS SOBRE DIOSES Y HEROES DE LA MITOLOGÍA GRIEGA. POR AHORA HAN SACADO A LA VENTA 4 LIBROS (3 Y EL 4º ESTA SEMANA).
A TODOS LOS AMANTES DE LA MITOLOGÍA GRIEGA LES ENCANTARÁ LEER ESTOS LIBROS YA QUE CUENTAN CON CIERTA EXACTITUD LA HISTORIA DEL PROTAGONISTA DE CADA LIBRO.
EN CADA LIBRO ESTÁN ESCRITAS LAS HAZAÑAS DEL DIOS O HEROE DE DICHO LIBRO. POR EJEMPLO EL PRIMER EJEMPLAR, “ZEUS CONQUISTA EL OLIMPO” CUENTA LA HISTORIA DE LA CREACIÓ N Y LAS BATALLAS QUE SE LIBRARON ENTRE TITANES Y DIOSES, ENTRE ELLOS ZEUS, PARA CONQUISTAR EL OLIMPO.
ADEMÁS CON CADA LIBRO VIENE UN FOLLETO CON EL CUAL PUEDES SUBSCRIBIRTE A LA EDITORIAL PARA PEDIR  Y RECIBIR OFERTAS DE 2x1 Y REGALOS CON CADA LIBRO QUE COMPRES.
ESTOS SON LOS EJEMPLARES QUE POR AHORA HAN SALIDO A LA VENTA:
  • ZEUS CONQUISTA EL OLIMPO
  • LOS TRABAJOS DE HÉRCULES
  • LOS VIAJES DE ULISES



CADA LIBRO CUESTA 9,95 Y SALDRÁN EN TU QUIOSCO MÁS CERCANO CADA 2 SEMANAS (HASTA LA 5ª ENTREGA DESDE LA CUAL SALDRÁ 1 LIBRO CADA SEMANA)

YO DESDE PEQUEÑO HE SIDO FAN DE LOS DIOSES Y HEROES GRIEGOS Y CUANDO VI EL ANUNCIO DE LA TELEVISIÓN FUI DIRECTO A COMPRAR EL PRIMER EJEMPLAR. ME GUSTO TANTO QUE DECIDI COLECCIONAR TODOS LOS LIBROS.

ADRIAN GIMENO DOMENECH




CURSO 2016-17

EL GRUPO DE ALUMNOS DE 3ºC Y 3ºD TAMBIÉN HAN LEÍDO (Y REPRESENTADO) LAS PIEZAS QUE COMPONEN LA OBRA DE ALEJANDRO CASONA, RETABLO JOVIAL DURANTE ESTE CÁLIDO FINAL DE CURSO.



















LA PIRÁMIDE ROJA
   Os recomiendo mucho este libro que inicia una saga creada por Rick Riordan y que trata de dos hermanos, Carter y Sadie Kane, que cuentan mediante una grabación todo lo que les ha pasado desde que su padre, Julius Kane, causó una explosión en el Museo Británico.
       Desde que su madre murió los dos hermanos habían vivido separados: Carter no vivía en un lugar concreto porque viajaba por el mundo acompañando a su padre, que era arqueólogo especializado en el antiguo Egipto; Sadie se había quedado en Inglaterra viviendo con sus abuelos. El día de Nochebuena Carter y su padre fueron a visitar a Sadie como hacían todos los años por esas fechas (sólo podían visitarla dos veces al año, según un acuerdo familiar tras la muerte de su madre). Ese día los dos hermanos acompañaron a su padre al Museo Británico, porque decía de forma enigmática que iba a arreglarlo todo. ¿Se refería a su madre? No lo supieron hasta que destruyó la piedra Rosetta, lo cual liberó a cinco dioses del Antiguo Egipto. Entre ellos se encontraba Set, el dios del Caos, que encerró a Julius en un sarcófago que acto seguido se tragó la tierra.
       Al parecer, el padre de Carter y Sadie era también un mago del Antiguo Egipto, al igual que lo era su madre, por lo que los hermanos también tienen poder y deberán aprender a usarlo, hacerse fuertes y conocer Egipto (con los dioses incluidos) para impedir que el caos destruya el mundo o lo convierta en algo peor.
       Este libro me ha gustado muchísimo, porque el Antiguo Egipto me encanta y me resulta muy atractivo con sus misterios, sus dioses, sus enormes pirámides llenas de trampas escondiendo algo que ni siquiera se sabe que existe: ¿a quién no le interesa todo ese imperio que duró generaciones? Ahora ya conozco a muchos dioses egipcios gracias a esas aventuras que han vivido los protagonistas. Pero la historia aún no ha acabado. Aún quedan muchas otras que contar en esta colección.

                                                                                    CARLOTA BOUWMANS MARTÍNEZ, 1º A



EL ALQUIMISTA IMPACIENTE
El libro que he leído se llama El alquimista impaciente, y fue escrito por Lorenzo Silva en el año 2000.

La historia, trata sobre el asesinato de un hombre llamado Trinidad Soler que es encontrado en un motel en una postura extraña. El caso, es encargado al sargento de la Guardia Civil Rubén Bevilacqua y su ayudante Virginia Chamorro. Ambos, tratan de investigar todo lo posible sobre su vida, desde su familia y su trabajo en la central nuclear hasta su posible relación con la misteriosa rubia que le acompañó al motel. Por desgracia, al no tener ninguna prueba, se ven obligados a cerrar el caso dejándolo como una muerte accidental. No obstante, meses después, encuentran algo que les hará reabrir el caso.
Me interesó esta novela debido a que leí su título en una charla sobre novelas de misterio e intriga del siglo XX. Más tarde, también mi profesora de lengua me recomendó este libro cuando le comenté que era una amante de la novela de suspense.

Recomiendo este libro a los amantes del género negro y el suspense. También incluyo a aquellos a los que les guste sacar sus propias teorías ya que este libro te permite divagar en muchos aspectos. Por concluir, lo cierto es que lo recomendaría a todo el mundo, yo le doy a este libro una nota de 8´5 sobre 10.
ANDREA GARCÍA CUBILLA





        y como nada más apropiado que el amor en primavera, los chicos y chicas de PMAR I nos invitan a ver dos escenas de Romeo y Julieta que han preparado con mucho cariño:




y los de PMAR II, os dejan su ciudad soñada:






EL CAPITÁN ALATRISTE, de Arturo Pérez-Reverte

"Llevaba el sombrero bien calado sobre la cara, la capa envuelta en torno al cuello y las mejillas sin rasurar, a pesar de lo avanzado de la mañana; él, que con su disciplina de viejo soldado tan cuidadoso era de una digna apariencia. Sus ojos claros también parecían cansados y recelosos al mismo tiempo, y se le veía caminar entre la gente con el gesto suspicaz de quien, de un momento a otro, espera una mala pasada".

Así describe la apariencia del protagonista, Diego Alatriste, su paje y amigo Íñigo Balboa, que narra las aventuras de este enigmático personaje de oscuro pasado en la España del s.XVII. Me ha gustado la ambientación de la época y especialmente los duelos a espada entre Alatriste y su eterno enemigo Gualterio Malatesta, donde la aventura y la acción te enganchan. Hay intrigas, personajes de la Corte española e inglesa, como el Duque de Buckingham y el Príncipe de Gales. Aunque a veces las descripciones de los lugares que frecuentan resultan un poco largas, merece la pena por los momentos de acción.
                                                                                         Héctor Arilla, 3º C




MISERICORDIA, 
una novela de Benito Pérez Galdós.

Misericordia es una novela del realismo español publicada en 1897 y escrita por Benito Perez Galdós. La obra destaca por su originalidad, su valor humano, su transcendencia literaria y moral, su estilo y su lenguaje.
Por sus páginas desfila, sin retórica, la vida de las personas en el Madrid de finales del siglo XIX, donde se refleja una sociedad disfrazada con el falso sentido del honor, racista y con una actitud hipócrita e inmoral. Sobre todo enfatiza en la situación de las clases más humildes que se hallan en la mendicidad más absoluta. 
Todo ello se expone a través de la historia de Benina, una mujer dotada de una humanidad inverosímil, sirvienta en una casa de familia burguesa que se halla en total decadencia y esta se ve obligada a mendigar para favorecer la situación económica de sus amos. 
Benina consigue encandilar al lector, e invita a una reflexión profunda de la verdadera condición de las personas y a que la verdadera riqueza no se encuentra en el lujo o en la opulencia, sino en el propio interior. Personalmente no he podido admirarla más.
Galdós maneja una prosa natural, realista y muy atenta al detalle, donde destaca la asombrosa habilidad para retratar a las personas y su auténtica índole, provocando que lo que lees, lo sientas.
Esta obra es una excepcional crítica a la sociedad de ayer, y hoy.

Fragmento: 
"Las adversidades se estrellaban ya en el corazón de Benina, como las vagas olas en el robusto cantil. Rompíanse con estruendo, se quebraban, se deshacían en blancas espumas, y nada más. Rechazada por la familia que había sustentado en días tristísimos de miseria y dolores sin cuento, no tardó en rehacerse de la profunda turbación que ingratitud tan notoria le produjo; su conciencia le dio inefables consuelos: miró la vida desde la altura en que su desprecio de la humana vanidad la ponía; vio en ridícula pequeñez a los seres que la rodeaban, y su espíritu se hizo fuerte y grande. Había alcanzado glorioso triunfo; sentíase victoriosa, después de haber perdido la batalla en el terreno material." Capítulo XL.

Gloria Ariño  Sinusía, 4E





ESTA PRIMAVERA NOS HA DEJADO ALGÚN RASTRO POÉTICO

                                              EN PLENO VUELO
                               
                           Volando. Iba volando.
                           Surcando cada nube. Atravesando cada gota.
                           Viviendo de un recuerdo. Soñando de un tormento.
                           Quería y no tenía.
                           Era como pedirle al cielo un poco de lluvia, y que lo único
                           que cayera fuera ácido.
                           Ver la luz y no sentirla es como ver la hoja caer pero no
                           sentir el viento.
                           Como ver a lo único que quieres...escaparse de tus manos...
                           Es querer y no poder y últimamente no puedo ni sentir.
                           Miento. Sí, sí que siento.
                           Ando y no avanzo. Nado pero me ahogo. Vuelo pero caigo.
                           Eso de la estabilidad no va conmigo.
                           Vivo viendo suelo en primer plano.
                           Estoy en la mayor de las turbulencias.
                           Y creo que esto cae. Pero cae mientras sube. Muere respirando.
                           Calla aun hablando.
                           Estoy en pleno vuelo intentando volar, intentando aterrizar.
                           Pero yo no aterrizo. Yo estrello. Estrello y estallo.
                           Era como si el cielo se estuviera rompiendo a mis pies.
                           Como si volar con alas rotas cada vez doliera más.
                           Más dilema que volar sin caer es caer sin haber volado.

                                                                                                  (Anónimo)





y para huellas, la que seguro que han dejado estas chicas en la memoria y la imaginación de los pequeños del Colegio Tenerías a los que hoy les han contado unos cuentos llenas de ilusión...


 





JÓVENES TALENTOS...
MUY TALENTOSOS

Un aplauso infinito para este grupo azucarero de narradores. Una tarde de viernes intensa, plena de imaginación y ganas de contar. Gracias por vuestra participación y por el entusiasmo que habéis puesto en cada historia. Aquí queda vuestra huella.



HUELLAS REIVINDICATIVAS
 

 





SEISMOS
(Historias en SEIS palabras)
 Taller de lengua 2ºESO
DESTINO
Aquel fatídico día, murió el chico.
Felipe
 LA MUERTE 
La muerte fatídica es gélido coraje.
José Julián.

LA PIRÁMIDE
Entonces Pedró y Juan descubrieron jeroglíficos
Arturo
 DESAFÍO
La niña encontró al demonio desafiante.
Brenda
 EL VAMPIRO
El chico, desafiante, clavó la estaca.
Zeyú.

LA TRISTEZA
Allí, hombre y coraje, murieron juntos.
Alejandro.

SORPRESA
Entre los restos mortuorios, un fantasmita.
Micaela.

APOCALIPSIS
El fatídico cataclismo acabó con todo.
Aitana.

LIBERTAD
El hombre, desafiante, saltó la valla.
Iván.
 BLANCANIEVES
Hecho fatídico morir por una manzana.
Antonio.

MUNDO
Guerra, el cáncer de la humanidad.
Víctor.
 SIEMPRE
Y ese día también lo atopellaron.
Marc

CALENDARIO
Ese día fatídico, su padre murió.
Daniel.
   
 


YO LEO, YO ESCRIBO...
Os dejamos uno de los relatos nacidos a partir de la lectura de Viernes 13 otras y historias inquietantes.

La misteriosa muchacha
Carolina Cavali parecía preocupada. Estaba sentada en un banco pensando, seguramente, en su futuro como escritora. Me miraba siempre, y ese día decidí iniciar una conversación con ella.
- ¿Por qué estás aquí todos los lunes?- le pregunté.
- Estoy cansada y me gusta ver pasar el tren, igual que a mi abuelo.
- Y ¿qué dice tu abuelo si llegas tarde a casa?- le dije.
- Me da una reprimenda- contestó sin mirarme.
-Pero...¿dónde está tu madre...tu padre...?
- A mi lado- me dijo- siempre están a mi lado...
- No sé- le dije inquieto- no sé de qué me conoces.
- En el pasado también viajabas en este tren.
- ¿En este tren?- pregunté asustado- ¿quién eres?, ¿de dónde has salido?, ¿cuántos años tienes?...
- Demasiadas preguntas, ¿no crees?- respondió sonriendo- yo no tengo años, ahora sólo tengo alma.

Alejandro Brosed
(Taller de Lengua)
 


 SHAKESPEARE  A NUESTRA MANERA

Los alumnos y alumnas de 1º PAI y PMAR I hemos realizado un taller de comunicación oral en Caixaforum. Ha sido muy divertido, y, entre otras muchas cosas, hemos escrito estos poemas que son versiones del famoso "ser o no ser" del Hamlet de Shakespeare. Esperamos que os gusten:


¿Se lo digo o no? Ese es el problema
¿Qué es más doloroso para el corazón?:
sufrir los golpes de la vida o
luchar contra ellos.Morir, dormir, o
nada más.¡Y pensar que si se lo digo
igual me dice que sí! Y si no se lo digo...
igual nunca lo sabré.
Y aquí termina mi pensamiento.

Kika, David, Carlos, Laura y Nora





¡Tener o no tener! Ese es el problema.
¿qué es más fuerte para el fantasma?:
aguantar las bofetadas o insultos varios
o enfrentarte a los problemas que tienes enfrente.
¡Levantarte o morir nada más!
Y pensar que durmiendo terminamos
de pensar las cosas y a la naturaleza
que nos da la carne!
¡Aquí se acaba. Espero
que les haya gustado!

Edi, Gaizka, Darius, Bilal


Lo pongo o no lo pongo. He aquí la cuestión.                             Jugar o no jugar. He aquí el problema.
¿Lo echo a pito pito                                                                    ¿Qué es más agradable para el cuerpo:
o le pregunto al profesor?                                                                  sufrir en el sofá o salir al parque?
Sufrir por esta definición                                                                                     Ganar, perder, o sufrir
o copiarme del compañero.                                            Podría haber salido al parque con mis amigos.
Preguntar, susurrar, o copiar.                                                                  A la próxima me iré al parque
Y además se me vienen mogollón                                                en vez de jugar toda la tarde en casa.
de ideas.                                                                                                               Ha sido muy aburrido
Y de repente: piñas.                                                                             
                                                                                                                     Javi, David, Desireé, Sara
 Carmen, Miguel, Emilio, Daniel

.
.
.






ANTES Y DESPUÉS
(Recreaciones)

Cada uno miramos e interpretamos el mundo de modo diferente. Hoy hemos hecho la prueba en Taller de Lengua a partir de las ilustraciones del libro Antes-Después de Anne Margos Ramstein. Y este ha sido el resultado: un puñado de pensamientos, poemas e imágenes cargadas de imaginación.
Si os gustan, os contaremos el secreto.

Primero fue una manzana y luego se convirtió en oveja.
(Sheila)
Primero quiso ser pulpo y luego se transformó en calamar.
(Brenda)
Antes raíz, después árbol.
Primero manzana, luego manzano.
Fue prado y se convirtió en bosque,
fue pulpo vivo y luego pulpo muerto.
Primero hubo lápices con punta y después la perdieron.
(Antonio)
Antes fueron hojas, después un círculo.
Primero fueron manzanas, luego melocotones.
Fue un barco de pesca y se convirtió en barco pirata.
(Marc)
Antes era una selva y después un volcán,
primero una manzana y luego un manzano,
fue paisaje y se convirtió en desierto,
fue pulpo y se transformó en tinta, 
antes lápices de colores y después graffitis en un muro.
(Felipe)
Primero fue mono y luego mona,
antes manzana y después pera.
Fue montaña y se volvió castillo,
fue pulpo y también flor, 
Primero tomó el lápiz y luego necesitó la goma.
(Micaela)
Antes era una Selva, ahora se llama Tarzán.
(José Julián)
Antes mono, después gorila.
Primero manzana y luego zumo.
Fue oveja y se convirtió en comida para lobos.
Antes pulpo, después sopa.
Fueron lápices largos y acabaron recortados.
(Kirilo)
Antes fue una selva con lugares misteriosos,
después se convirtió en mar.
Primero fue manzana y luego árbol,
fue prado y se convirtió en ciudad,
fue pintura de color y luego basura.
(Iván)
Antes naturaleza y después sequía,
primero árbol con manzanas y luego una frutería,
fue montaña y terminó edificio,
fue pulpo y ahora es comida,
fueron primero colores nuevos y luego se desgastaron.
(Zeyu)
Fue primero prado y luego siguió igual.
(Aitana)
Fue prado y se convirtió en sabor, 
primero pinturas y luego un mundo de color y vida.
(Alejandro)
Antes selva y después edificios,
primero flor y luego fruto,
fue prado y se convirtió en ciudad,
primero huevo, luego un gran pulpo.
Antes árboles y luego útiles para pintar.
(Arturo)
Antes fue bosque y despúes ciudad,
primero fruta, luego árbol,
fue montaña y se convirtió en estación de esquí,
antes pulpo vivo, ahora pulpo cocido.
Primero fueron pinturas y luego se hicieron cuadro.
(Daniel)  





POUR UN MONDE EN PAIX

Les groupes de 1º (Cinquième) et 2º (Quatrième) Bilangue ont travaillé en classe le thème de la Paix. Ils ont écrit en français des phrases émotives et sincères par rapport à la PAIX et la NON-VIOLENCE.

Ils invitent toute la communauté scolaire à réfléchir pour un monde plus tolérant, respectueux et heureux.










BRINDIS POÉTICO





urculo (1).jpg Raúl Vacas, mago de la palabra, llegó ante nosotros con su maleta poética y nos cautivó. Compartimos con él una charla llena de ideas creativas y de emociones. Al final, quisimos también mostrale nuestro BRINDIS. Chin-Chin.
 


A Raúl Vacas, en enero de 20017



Brindo por los estuches voladores y los zapatos sin cordones.

Por los que viven y vivieron en la ignorancia sin descubrir la verdad.

Por los que cantaron en la ducha como si nada les importara.



Brindo por los buenos momentos y los malos que se llevó el aire.

Por los que luchan cada día por sus ilusiones y no se rinden.



Brindo  por aquellas noches en vela en las que fue imposible dormir

Por los que son felices sin importar las circunstancias.

Por los que buscan las cosquillas a la vida y  volaron tras arrancarles las alas.



Brindo por los recuerdos compartidos que permanecerán eternamente.

Por la sensación del lápiz contra el papel al dibujar tu retrato.

Brindo por los pequeños momentos juntos y por nuestros corazones.



Brindo por los de verdad.

Por ellos, por los que están a mi lado y

por los que nunca me dejar de lado.

Brindo por la familia unida y por la paz.



Brindo por los que no necesitan beber para salir de fiesta.

Por el dinero y la fama. Por mis amigos.





Brindo por esta adolescencia llena de los mejores momentos de la vida,

Por la vida en la que sueñas y animas a soñar.

Por seguir tu estrella manteniendo su luz.





Brindo por los amaneceres, por el éxito, por más libros de Raúl Vacas.

Brindo por los que huyeron sin destino y se perdieron con brújula.

Por los que saben sacar sonrisas cuando todo está oscuro.



Y hoy es el momento y día de brindar

por todas nuestras alegrías.

Y por los que están

y estarán;

Y por los de siempre

y para siempre.

  
Alumnos y Alumnas de 4ºB





                                                                            

 A Raúl Vacas, en Enero de 2017



Brindo por las risas entre amigos en las tardes de verano

Por los mensajes inesperados,

por los rayos de sol entre la niebla,

por la noche tranquila.



Brindo por los que miran la luna cuando se sienten solos,.

por las noches de brisa contando  estrellas fugaces

 y por los propósitos de un miércoles cualquiera.



Brindo por los árboles que talaron hombres sin conciencia

y por el fin de una flor.



Brindo por los que nunca empezaron a vivir de verdad,

Y  temen que venga la noche y pase un días más.



Brindo por los que disfrutan el presente,

Por la gente que quiere y se deja querer,

Por los que todavía creen en un alma gemela

y por los que no.



Brindo por aquellos capaces de soltarlo todo con el arte,

Y por los que no sintieron la armonía de la voz de un piano.

Y Por que el amor y la música sigan formando nuestro corazón,



Brindo por los acomplejados, y por los que tienen la mente libre.

Por aquellos que  hacen deberes el domingo por la tarde;

Por el fin de semana estudiando y esforzándote para después, tal vez sacar un suficiente.



Brindo por la justicia y la igualdad

Brindo por esa injusta historia que se lleva a los inocentes.



Por todo lo malo que me ha pasado, porque así estoy feliz ahora,

Y por todo lo bueno que he vivido.

Por los que no abandonan la lucha,

Por los que se proponen algo y no paran hasta conseguirlo



Brindo por ti, amigo mío, porque lo fuiste todo, por tu legado, por nuestra historia.

Brindo, por el amor mundial,  por los enamorados, por ti, por mi.

Por los que nunca sintieron el placer de enamorarse.

Y no conocieron el amor, ni sus altibajos



Brindo también por la familia, la amistad, por las personas que permanecen a nuestro lado.

Por los de siempre, por los que no nos dejan aunque estemos insoportables.

Brindo por esos jóvenes liándose en la calle, enamorados.

Por esos amigos que verdaderamente están ahí y no se van cuando los necesitas




Por el que quiso y no pudo,

Por el que quiso y luchó y finalmente pudo.

Brindemos por vivir.

Alumnos y Alumnas de 4º E


un regalo de Navidad


El grupo de 2º PMAR nos ofrecen estos poemas colectivos





FIESTA DE NAVIDAD
De nuevo hemos disfrutado de una jornada prenavideña en la que una de las pruebas de la gyimkana era el Dicciopinta Navideño. Aquí tenéis los resultados de 1º de ESO:





NUESTROS MITOS...

Después de un otoño mitológico con dioses, ninfas y héroes, hemos creado nuestras propias historias míticas. Ahí van unos cuantos ejemplos.


TARSIS, EL PAÍS DE CRISTAL
     
        En la región de Tarsis, cercana al Cáucaso, corrió la voz de que Prometeo había sido castigado. Sus habitantes sabían que era astuto y justo, así que no estaban de acuerdo. Por eso enviaron al Cáucaso un equipo especializado en tareas de montaña para rescatarlo. Caminaron montaña arriba durante horas, hasta que al fin lo vieron. Prometeo estaba atado a una roca con cadenas. Cuando éste los vio, su rostro se llenó de esperanza: por fin iba a poder salir de ese infierno. En ese momento apareció el águila. Los salvadores le lanzaron una lluvia de flechas, pero el ave era muy rápida. En poco rato había matado a todos.
          Zeus se enteró de todo y se encendió de rabia. ¡Querían engañarle otra vez! Tenía que castigar a Tarsis. ¿Mandarles un rayo? ¡No! ¿Quitarles el fuego como había hecho anteriormente? ¡No! Zeus quería el castigo más lengo que se pueda imaginar...Pronto se le ocurrió una idea: rodear toda la región con una gran cúpula de cristal. Sonaba inofensivo, pero era mucho más peligroso de lo que parecía...
          Cuando los habitantes de Tarsis se dieron cuenta de lo que pasaba, no se alteraron. Un poco más tarde, algunos intentaron romperla, pero todo ser u objeto que lo intentaba se convertía espontáneamente en cristal. La población dejó de acercarse a las fronteras. Pero varias semanas más tarde comenzó el sufrimiento. El agua de los ríos dejó de fluir: bebían únicamente agua subterránea. También la cúpula retenía las precipitaciones, por lo tanto se redujeron las cosechas considerablemente. Pero lo peor aún estaba por llegar. Muchos animales se extinguieron, ya que tenían que cazar más para reemplazar los cultivos perdidos. La comida y la bebida eran escasas. Sermón, el emperador de Tarsis, estableció un consumo límite de alimento por cada pueblo. La gente pasó sed y hambre y muchos murieron.
          Estuvieron en estas condiciones durante más de dos años, hasta que en un campamento militar del bosque, cometieron el error de prender una hoguera cerca de unos árboles. Cuando se dieron cuenta de que los árboles ardían, el fuego ya era incontrolable. El incendio consumió miles de hectáreas de bosques, pero eso era lo de menos. Lo peor era el humo que expulsaba. Al estar la cúpula, el humo no salía a la atmósfera y se iba acumulando. Pronto el cielo quedó negro y en Tarsis empezó a reinar un calor intenso. Cada vez había menos oxígeno...
          Un día un joven llamado Paiseo tuvo una gran idea:
     - Si nos refugiamos bajo tierra, estaremos aislados del humo, podremos sobrevivir más tiempo y puede que la presión haga estallar la cúpula.
          Era un buen plan. Sermón no dudó en llevarlo a cabo. En todo Tarsis se excavaron túneles y corredores subterráneos y taparon herméticamente la salida al exterior. Estuvieron ahí encerrados diez días, hasta que la cúpula no pudo aguantar más y estalló. Era de tal magnitud el humo que se extendió por todo el mundo. Hoy aún podemos verlo, aunque ya no es peligroso. Nosotros lo llamamos NUBES.

                                                                                     Jorge Bravo Villanueva (1º F)


LOS DIOSES DE LA TORMENTA

          Zeus tuvo dos hijos con Europa llamados Rayo y Trueno. A Tormón, dios de la envidia, le gustaba Europa, pero cuando se enteró de que había sido madre, le fastidió tanto que decidió matar a sus hijos en venganza por su amor no correspondido y su odio a Zeus. Fue al monte Olimpo donde encontró a los jóvenes hermanos, les dijo que era su tío y que fueran a su casa a por unos regalos. Ellos, extrañados, lo siguieron.
          Cuando Europa fue a llamarlos no los encontró, se asustó muchísimo y llamó desesperada a Zeus. Juntos buscaron por todos sitios, pero no estaban por ningún lado. Zeus reunió a todos los dioses y titanes para contarles lo sucedido. Se quedaron preocupados (era la primera vez que desaparecían los hijos de los dioses) menos Tormón, que sentía alegría en su interior al ver sufrir a Zeus y a Europa.
          Los días siguientes fueron muy duros. Todos buscaban a los jóvenes dioses, pero sin resultado. Utilizaban todos sus poderes, preguntaron hasta en el Inframundo, pero nada, no aparecían. Al cabo de mucho tiempo, Hermes apareció muy alterado. Llevaba una carta para Europa que le había dado una ninfa voladora. Europa rápidamente la leyó:
                                   "Querida mamá:
                           Somos Trueno y Rayo. Estamos muy asustados. Tormón 
                           nos ha secuestrado y nos trata muy mal. No hemos podido 
                           escapar, sólo hemos podido llamar a las ninfas voladoras 
                           para avisaros. Por favor, rescatadnos pronto".

          No tuvo tiempo de reaccionar. En ese mismo instante apareció Tormón con Trueno y Rayo en el monte Olimpo. Llevaba una espada gigantesca que apuntaba a los hermanos. Zeus y Europa corrieron hacia ellos, pero Tormón dijo:
     - Ni una paso más o los mato.
Zeus le preguntó horrorizado:
     - ¿Por qué los has secuestrado? ¿Qué quieres?
     - Quiero a Europa, la amo- dijo.
Zeus montó en cólera.
     - Es la madre de mis hijos. 
     - Tú eliges. O me la entregas o no los volverás a ver.
Zeus dudó. Entonces Europa corrió hacia Tormón, empujó a los chicos para que fueran con su padre y en ese momento Tormón la agarró y se la llevó a rastras. Fue todo tan rápido que Zeus no pudo hacer nada, se quedó viendo cómo ella desaparecía. En aquel instante el cielo se puso gris oscuro, aparecieron una nubes que daban miedo. Los hermanos estaban por primera vez utilizando sus poderes. Estaban tan tristes y furiosos que desataron una tormenta de rayos y truenos que ningún dios había visto jamás.
        Han pasado muchos siglos, pero todavía Rayo y Trueno lloran por la pérdida de su madre. Todos los días hay tormentas en algún lugar del mundo.
                                                                                  Unai Ayora García (1º F)    






LA PRUEBA DE DENCEO 

          Denceo era un joven que vivía en Creta con sus dos hermanos. Al ser el mayor de los tres, siempre se creyó el mejor. Pero no era así únicamente con sus hermanos: allá donde fuese se creía superior a cualquier. Al primero que veía le decía:
- ¿Sólo eres capaz de eso? Yo te superaría hasta con los ojos vendados y sin manos.
          Un día, un muchacho harto de las continuas críticas de Denceo le dijo:
- Pues demuéstralo. Haz algo que me impresione, con los ojos vendados y sin manos.
- Sería capaz de impresionar a cualquiera- le contestó éste - incluso al mismo Zeus.
- Está bien. Que Zeus decida si eres tan perfecto como para ser un dios. Si no lo consigues en tres días, tendrás que convertirte en un animal de por vida.
          Denceo aceptó el trato. "¿Cómo se atreve a desafiarme?", pensó. "Todos saben que soy digno de ser un dios". Así que decidió subir al Olimpo, pero era tan alto que dedicó un día y medio sin descanso a ascender hasta que, por fin, llegó a la cima. Allí estaba Zeus que había oído la pelea y estaba esperándolo.
- Así que tú eres el joven Denceo- dijo- Debes de ser realmente extraordinario para que asegures poder impresionarme. ¿Qué sabes hacer?
- Oh, Zeus, sé hacer de todo. Menos volar, claro. ¿Qué debo hacer para demostrarte que soy digno de ser un dios?
          Zeus se dio cuenta de que Denceo haría cualquier cosa con tal de impresionarle, así que decidió divertirse un rato.
-Has dicho que no sabías volar, y que puedes hacer cualquier cosa mejor que nadie con los ojos vendados y sin manos. Mañana, cuando caiga el sol, quiero que subas volando tú solo desde la tierra hasta aquí. Sin manos y con los ojos vendados.
          Denceo no se lo podía creer. Eso era imposible.
- Pero, señor, yo no puedo hacer eso.
- No hay excusas. Hasta mañana al anochecer.
          Denceo aceptó la prueba. "Soy perfecto", pensó, "algo se me ocurrirá". Emprendió su viaje de vuelta a la tierra mientras pensaba qué podía hacer. "¡Ya lo sé!" Denceo había tenido una idea. "Le pediré a Hermes sus sandalias aladas, como las que le dio a Perseo...Pero ya casi estoy en tierra. No puedo volver a subir. Además no podría ponerme las sandalias sin manos y sin ver..." Se le ocurrieron muchas otras ideas, pero todas eran imposibles. ¿Cómo podía haber sido tan tono? Para demostrarle a un joven que era mejor que él, había arriesgado su vida como hombre y se iba a convertir en un animal. Entonces se escondió en una cueva cercana y rompió a llorar.
          Una muchacha que pasaba por ahí oyó su llanto y entró en la cueva. Denceo le contó lo que le había pasado y ella se compadeció de él. Le ayudó a pensar una forma de volar y finalmente se le ocurrió:
-¡Lo tengo!- exclamó la chica, y se fue de la cueva. Al rato volvió con un tarro de miel, lo abrió y empezó a cubrir a Denceo con ella.
- ¿Pero qué haces? ¡Van a venir todas las moscas a mí!- dijo él. Y es que ése era el plan de la joven: para cuando cayese el sol, todas las moscas habrían olido la miel, se habrían acercado a Denceo y lo levantarían volando hasta el Olimpo. Y así fue. Las moscas lo llevaron hasta Zeus, aunque él no pudo ver nada, ya que llevaba los ojos vendados. Antes de que Denceo se desatara las manos y se quitara la venda de los ojos, Zeus le dijo:
- Tenías que hacerlo tú solo. Ése era el trato. Debías hacerlo sin ayuda. Has intentado engañarme a mí, el padre de los dioses. Debes ser castigado.
          E inmediatamente Zeus transformó a Denceo y a la chica que le había ayudado en dos animales horrendos que no podían ver y que en vez de manos tenían dos horribles alas: LOS MURCIÉLAGOS.
                                                                               Vera Gávez Torcano (1º C)





 PLATEO Y EL TESORO DE LA SABIDURÍA        

          Hace mucho, mucho tiempo vivió un hombre llamado Plateo que era muy sabio pero también muy avaricioso. Desde que era pequeño soñaba con ser el hombre más sabio del mundo. Cada año que pasaba pensaba aún más en esa disparatada idea. El tesoro de la Sabiduría estaba escondido en un monte muy lejano llamado Cara y custodiado por un joven pero ágil guardián, que daba muerte a todo el que quería apropiarse de él. 
          Un día Plateo decidió hacer una locura: proponerles a los dioses un trato. Fue al templo de Atenea, la diosa de la sabiduría, y le contó su propuesta. Imaginaba que Atenea se enfadaría y le negaría su ayuda, pero no fue así. Atenea aceptó, pero introdujo algunas modificaciones. El trato consistía en que los dioses ayudarían a Plateo a encontrar el monte Cara y a derrotar al guardián, con la condición de que más de la mitad de la sabiduría se la quedarían los dioses y el resto sería para Plateo. A Atenea le pareció un trato justo, pero no así a Plateo, aunque aceptó.
          Al día siguiente los dioses entregaron a Plateo un carro alado, programado para ir al monte Cara. Para derrotar al guardián le dieron una flauta mágica que al tocarla dormía a todo aquel que la escuchara. Plateo, convencido de que sería muy pronto el hombre más sabio del mundo, partió en busca del tesoro.
          Tras cinco horas de vuelo llegó al monte donde el guardián lo esperaba apuntándole con un arco. Plateo ágilmente empezó a tocar una suave melodía con su flauta. El guardián cayó dormido al suelo. Plateo entró en una habitación de oro en la que en el centro de la estancia había un gran cofre con cerradura. Plateo la forzó y abrió la pesada tapa, obteniendo así toda la sabiduría del mundo. Contento de haber cumplido su sueño, recordó que tenía que darle parte a los dioses, pero al ser tan avaricioso decidió no cumplir el pacto. Entonces los dioses, enojados por su traición, le arrebataron toda la sabiduría y por si fuera poco, lo castigaron haciéndole confundir los números por letras y las letras por números hasta el resto de sus días.
                                                                          Ricardo Sanz Werner (1º C)





TTAYOS, DIOS DEL HIELO

     Hace mucho tiempo existía un dios llamado Ttayos. Era el dios de los hielos y protegía los polos y a sus habitantes. Ttayos era un dios robusto, de piel azulada, su pelo era corto y lo tenía blanco. El enemigo de Ttayos era Apolo, pues en cierta ocasión Apolo había mandado mucha luz solar al Polo Norte. En esta ocasión ocurrió lo mismo.
     Ttayos se despertó y se asustó al ver que su caverna se derretía. Rápidamente se vistió y se ató a la cintura su espada, que estaba hecha con hielo y lanzaba rayos de escarcha. Enfadado, Ttayos fue al Olimpo y amenazó a Apolo con que si volvía a arrojar luz a los Polos le declararía la guerra eterna. Pero Apolo no le hizo caso. Al día siguiente mandó de nuevo luz, pero mucho más intensa que el día anterior. Entonces Ttayos le lanzó un rayo de hielo y afilada escarcha al dios Apolo, quien en ese momento le declaró la guerra.
     De parte de Ttayos se pusieron Boreal, Atenea, Ares, Poseidón y Hades. De parte de Apolo se pusieron Hermes, Zeus, Hefesto, Afrodita y Dionisos.
     Las batallas que se sucedieron hicieron retumbar la Tierra. Sobre ella caían fragmentos de hielo que se rompían al chocar el fuego de Apolo con el hielo de Ttayos. Zeus, Hefesto y Apolo derritieron los casquetes polares. Entonces Ttayos y Boreal helaron el planeta. Ares y Atenea lucharon contra Dionisos, Hermes y Afrodita. Poseidón y Hades enjaularon a Zeus. Era una guerra entre dioses que generó el caos. Una mañana Apolo iba surcando el cielo con su carro, cuando apareció Ttayos montado en su dragón de hielo. Ttayos lo abatió con su espada y ganó finalmente la contienda.  
     Desde entonces Apolo nunca se dio por vencido. Por eso, cada vez que intenta derretir los Polos, Ttayos le arroja rayos de hielo que al chocar contra la luz solar de Apolo se fragmentan y caen a la Tierra en forma de granizo.

Jorge Lahoz (1º F)



ZEUS, DESTRUCTOR DE MÓVILES

     Estaba Zeus en lo alto del Monte Olimpo recibiendo las visitas de otros dioses. Era día de audiencias y ya estaba cansado. "¿Todos los días de mi inmortalidad voy a pasarlos así?", se preguntaba. "No hay quien lo aguante", se decía. Entonces le tocó el turno a la siguiente visita en audiencia: era la musa Velit, la décima musa. Zeus la miró complacido y mientras se acariciaba la espesa barba pensó: "Esta muchacha puede traerme alguna noticia interesante".
- Hija mía - dijo Zeus- ¿Qué te trae por mi templo?
- Padre- contestó Velit- He venido a hacerte una propuesta.
Zeus llevaba un traje negro y al oír esto se volvió azul cielo, tal era su cambio de ánimo.
- ¿Qué propuesta? 
- He pensado que los dioses y todos los seres inmortales que te rodean se comuniquen de forma más moderna - respondió la musa.
Zeus frunció el ceño, pero no dijo nada.
- Verás, padre - continuó Velit- la tecnología es muy práctica, mucho más que los mensajes Iris. Sólo tienes que tocar dos veces la pantalla de este aparato y podrás hablar con quien desees.
Zeus no estaba muy convencido, pero al ver la ilusión de su hija, aceptó.
- Bien, enviaremos móviles a todos los inmortales.
     Al día siguiente, cuando Zeus iba medio dormido aún a la sala del trono de los doce Olímpicos por haberse quedado hasta tarde viendo videos de Youtube, ningún diosecillo menor le saludó. Al entrar al salón del trono, ningún dios lo miró. Eso le enfadó y mucho. Su traje, que antes estaba azul, se volvió negro. Cuando Zeus se sentó en su trono, nadie lo miró. Eso colmó su paciencia. Zeus apretó los puños y los nudillos se le pusieron blancos. Entonces una tormenta estalló dentro de la sala. Un rayo cayó sobre cada uno de los móviles que estaban utilizando todos los presentes.
- ¡Eh!- se quejó Ares - Estaba viendo imágenes de la guerra de Irak.
- ¡Padre!- exclamó Atenea sorprendida.
- ¡Eh, hermano! ¿Qué te pasa?- preguntó Poseidón.
- ¿Que qué me pasa? - dijo Zeus furioso. Se puso en pie de un salto y acto seguido su rayo maestro apareció en su mano. El tridente de Poseidón, los arcos de Apolo y Artemisa aparecieron en actitud protectora en las manos de los dioses.
- A partir de este día, yo Zeus, rey de los dioses, prohíbo totalmente todo tipo de teléfonos móviles, salvo que sean de un semidiós que esté de paso.
     Y desde aquel día, jamás ningún móvil en manos de un ser inmortal ha vuelto a entrar en el Olimpo.
                                                                                                   Andrea Serrano, (1º C) 



BARTLEBY EL ESCRIBIENTE, HERMAN MELVILLE

Mostrando image.pngBartleby el escribiente, es un libro escrito por Herman Melville. La historia está ambientada en la ciudad de Nueva York, concretamente en la calle ''Wall Street''. El protagonista de la obra se llama Bartleby y es un copista un tanto peculiar. La historia está contada por el abogado de Bartleby ya que éste estuvo en la cárcel por su conducta. El relato cuenta cómo Bartleby deja de escribir un día y se camufla en su famosa frase ''Preferiría no hacerlo''. Deciden echarlo de la oficina ya que no hace nada y a lo largo de la historia, lo meten en la cárcel, vuelve a la oficina...Y tampoco nadie sabe nada de él, porque él ''Prefiere no decirlo''.

Este libro me ha resultado un libro muy interesante, sobre todo por la actitud del protagonista.Lo recomiendo a todo tipo de lectores ya que la historia ''engancha'' desde el principio hasta el final y es una historia muy divertida, pero a la vez invita a la reflexión.
Laura Caballero Gómez, 1º Bachillerato.



¡QÚE MIEDO ME DIO!

Era por la tarde, pero todo estaba ya oscuro. En ese momento andaba por una calle vacía, poco iluminada. De repente, me pareció que algo se movía detrás de mí. Me giré pero no vi nada. Empecé a andar más deprisa, cada vez más nerviosa. Entonces, escuché una voz. No sé cómo tuve tanto valor, pero volví sobre mis pasos. Aquella sombra me seguía. Sin embargo, había algo raro en ella. Notaba algo familiar, pero no conseguía adivinar qué era. Por mi cabeza pasaban mil ideas. Lo tenía merecido. He visto tantas películas de terror... Estaba a punto de echarme a correr cuando, de repente, se encendieron todas las farolas de la calle y empezó a salir gente vestida de negro con cámaras y altavoces. ¡Era una cámara oculta! Cuando me recuperé del susto, me contaron que querían darme una sorpresa porque...¡voy a ser la actriz protagonista de una película de miedo!

(basado en un ejercicio de clase)
Carlota Bouwmans Martínez 1º A


ESQUELETOS EN EL PASILLO

 Muchas gracias a Joaquina y al alumnado de primero  por estos esqueletos...








        




AZUTERRORES EN LA BIBLIOTECA

(gracias por vuestra colaboración)








CURSO 2015-16

PANZISINTAMOS EMOQUIJOTES
Con motivo de las Jornadas Culturales del curso 2015/2016, realizamos en la biblioteca del centro el taller titulado "Panzisintamos Emoquijotes". En él, intentamos que vierais el abanico de emociones que aparecen en El Quijote, que representan sus protagonistas y que son una de las claves para que una novela que ya ha  cumplido 400 años siga tan presente en nuestras vidas.
 Aprovechando además que este próximo 23 de abril se cumplen 400 años de la muerte de Cervantes y de Sheakespeare, pensamos que era un buen momento para pararnos a pensar en cómo la Literatura ha ayudado a la Humanidad a entender sus propias emociones a través de las de sus personajes.
 Esperamos que disfrutarais tanto como nosotras, y os agradecemos vuestra ilusión al participar. 












DE LA POESÍA

Y OBJETOS 
POÉTICOS
Los objetos cotidianos pueden convertirse   en envases para los versos más especiales. Un CD de música, un vídeo poético, una caja bomba, una carpeta, un rollo de papel higiénico, animales de papel, un puzzle, un portalápices, un buzón, un cartel, una cuerda de tender...
Raúl Vacas y su libro Esto y Eso ha servido  de inspiración para algunos de los poemas que se recogen en esta muestra poética.
El grupo 4ºD os ofrece este regalo para celebrar la entrada de la Primavera.

Poesía siempre viva.





En AMOR... Arte!!!!

   
Bajo este nombre hemos denominado la actividad de creación literaria y plástica que hemos llevado a cabo el alumnado de 2ºESO F y de Taller de Lengua de 2ºB.

Durante este mes de febrero hemos trabajado las emociones a través de la lírica: hemos jugado con recursos literarios, hemos pintado metáforas, dibujado símiles... hasta crear algunas de las imágenes que puedes ver en la fotografías.






Aprovechando que durante estas semanas en la biblioteca del Instituto teníamos propuestas lectoras sobre el tema de las emociones, nuestra profesora escogió el álbum ilustrado Enamorados de Rébecca Dautremer para acercarnos al lenguaje poético y a las imágenes líricas.




Una forma diferentes y divertida de acercarnos a la poesía.

2º ESO F, Taller de Lengua 2ºB
























LOS ÁRBOLES TAMBIÉN SON SERES VIVOS


Los abetos están tristes por Navidad.

            La tradición de que se utilicen árboles navideños para adornar los hogares procede de una leyenda en la que un santo suplantó un árbol que simbolizaba el Universo, por un pino adornado con manzanas y velas. Al cabo del tiempo, estas velas y manzanas se convirtieron en esferas, luces y otros adornos navideños. Y un tiempo después se puso la tradición de colocar regalos bajo el árbol para los niños.
           
            Aunque el primer árbol navideño fue colocado en Alemania en 1605, a España esta tradición no llegará hasta 1870. Se cree que el primer árbol de navidad fue colocado en Madrid durante las Navidades de ese mismo año.


            Desde entonces, casi todos los hogares están acompañados de uno de estos árboles en las fiestas navideñas. En España, por ejemplo, se usan casi 2.000.000 de árboles de navidad cada año que lleva a que los españoles gastemos casi 5.000.000€ en abetos siendo Cataluña la comunidad autónoma que más árboles naturales utiliza. Estos árboles provienen de granjas especiales donde sólo se cultivan abetos para ser vendidos en otros países de la Unión Europea como Francia, Alemania o Portugal.

            No es bueno cortar árboles naturales ya que un pino natural de este tipo provee de oxígeno a 18 personas diariamente. Es por este motivo, y por otros, por el que los ecologistas aconsejan usar árboles artificiales y reutilizarlos durante varios años.


El I.E.S. Azucarera salva árboles navideños y los adopta en su centro.

El I.E.S. Azucarera ha adoptado los árboles navideños de la zona comercial Don Jaime, porque los iban a tirar tras haber decorado las calles y los escaparates de las tiendas, una vez  acabada la navidad. Estos árboles se han plantado en una zona verde del instituto, detrás del edificio donde están las aulas de bachillerato.


El alumnado de 2º ESO B de Taller de Lengua y otros grupos del centro hicimos una actividad tras la vuelta de vacaciones el 12 de enero. Nos pusimos en el lugar de los árboles para demostrar que también son seres vivos y escribimos en papeles de colores lo que debían sentir y los colgamos sobre sus hojas.

En nuestra opinión, esta iniciativa nos parece muy buena y el trabajo de creatividad que hemos hecho esperamos que influya en los demás para concienciarse de que los árboles también son seres vivos.





Alba Fernández.
Andrea Malo.
Kevin Moyón.
Zayra Muñoz.
Jesús Royo.
Alumnado de 2º ESO B de Taller de Lengua- IES Azucarera




"RAPEANDO LOS CLÁSICOS"
 El pasado día viernes 22 de enero fuimos al Caixa Fórum para hacer una actividad llamada "Rapeando los clásicos".
 Lo primero que hicimos fue decir nuestros nombres al ritmo de la música (que todo el rato era una base de RAP de 4 tiempos). Lo siguiente, hacer por grupos la "foto fija". Consistía en preparar dos posiciones de foto fija y una coreografía entre las dos, 
 Después nos dieron un soneto de Lope de Vega y elegíamos un verso cada uno para recitar al ritmo de la música. Integramos todas esas partes y en dos grupos, representamos nuestra versión rap del poema.
 Luego trabajamos las sensaciones. Cada uno cogía varios posits y escribíamos sensaciones agradables relacionadas con los cinco sentidos. Luego, otra vez por grupos, construimos un poema partiendo de las sensaciones escritas que tenía como lema el carpe diem (aprovecha el día).
 Por último, hicimos una relajación pensando en la parte del taller que nos había gustado más y eligiendo una sensación positiva para acabar la actividad.
 Fue genial.

3º PMAR


ESTOS SON LOS POEMAS QUE ESCRIBIMOS:

CARPE DIEM (1)
Mira hacia el horizonte
Siente el viento en tu rostro
Deja que fluyan las carcajadas
Camina con mucho swing
Y que el aroma suave impregne tu piel
Así es como os lo digo
Goza el día, amigo mío


CARPE DIEM (2)
Escucha el sonido del viento
Chocando con las olas
Contempla el verde campo
Escucha chocar las olas
Escucha las hojas volar
Disfruta del verde alegre
corre
salta
ríe
diviértete
prueba los colores, los sabores, 
saborea la vida
La vida pasa deprisa
nunca pierdas la sonrisa




PARA QUE ESTA PRIMAVERA NAZCAN COSAS BONITAS
vamos a preparar la tierra sembrando poesía

3º PMAR



CRÓNICA SOBRE EL SIGLO XIX

El pasado 16 de diciembre hicimos una actividad en clase de lengua que consistía en ir disfrazado de un personaje del siglo XIX y saber recitar y explicar cómo fue su vida y qué importancia tuvo en aquella época.
Nada más tocar la sirena del final de la primera clase, la mayoría de alumnos fuimos a los baños para terminar de disfrazarnos y ultimar algunos detalles.
La variedad de personajes era muy grande: dos chicas se disfrazaron de Fortunata y Jacinta y, cómo no, no faltó su autor, Galdós; también hubo un grupo de chicos que representaron al proletariado y otro de chicas manifestándose por la igualdad entre géneros: las sufragistas. No podía faltar ni Bécquer, máximo representante del posromanticismo, ni su versión femenina, Carolina Coronado. También hubo dos Madame Bovary, personaje principal y título de una de las novelas más célebres del escritor francés Flaubert. También estaba Ana Ozores representando a La Regenta junto con su autor, Clarín. Ya casi llegando a su fin, una alumna se disfrazó de la famosa pianista alemana Clara Schumann y otra de la gran Madame Curie, mujer científica que revolucionó aquella época con sus descubrimientos. Por último, pero no menos importante, dos alumnas se disfrazaron de Abraham Lincoln, decimosexto presidente de los Estados Unidos, y de Thomas Alva Edison, conocido como el inventor de la bombilla.
Aparte también hubo varios alumnos que, aunque no se disfrazaron, decidieron participar en la actividad preparándose un personaje.
Esta actividad generó una gran expectación por parte de algunos profesores del centro, ya que durante el transcurso de la clase pasaron varios para ver cómo íbamos disfrazados y cómo ejercíamos el papel de nuestro personaje.


Lucía Córdoba y Naiara Morales, 4ºC

 Fortunata y Jacinta, los personajes de Galdós
                                                         La Regenta y Clarín, su creador                              





DESCUBRIMIENTOS MÁS QUE ASOMBROSOS.


Durante varias semanas, el alumnado de Taller de Lengua de 2ºESO B hemos estado CREANDO. Nuestras clases se han convertido en un taller de invención literaria y para ello para ello hemos jugado con imágenes, microcuentos, poemas lorquianos... Pero lo que más nos ha inspirado han sido las imágenes que ilustraban los libros que han servido como punto de partida a nuestros trabajos.



Los misterios del Señor Burdick y 12 poemas de Federico García Lorca, han sido los álbumes ilustrados seleccionados para trabajar en clase y hace cosas tan originales como las que aquí te presentamos.


¡¡¡PINCHA EN LOS ENLACES PARA VER NUESTRAS CREACIONES LITERARIAS!!!
http://issuu.com/celiabarrio/docs/burdick_a4d28ff17d0986

http://issuu.com/celiabarrio/docs/adivinanzario




Y SEGUIMOS DEJANDO HUELLA...
la de hoy, es en el barrio, y esperamos que sea duradera. Los chicos y chicas de 4º de Diversificación hemos hecho una MINI LIBRERÍA URBANA  que ya podéis ver y disfrutar en el parque de los tubos, junto a nuestro instituto. La idea es que todo el mundo pueda coger y dejar libros cuando quiera. Ha sido un proyecto que hemos llevado a cabo con Zaragoza Activa (Cubit) y que hemos realizado de principio (diseño) a fin ("la plantada")

 Esperamos que os guste y que nos ayudéis a cuidarlo.


  

 






PLANTANDO HISTORIAS

Vuestra huella sigue creciendo en el instituto: un árbol de libros en la biblioteca, animalillos disfrazados de caligrama, poemas nacidos de una maceta, ramas cargaditas de mitos...


 Bienvenid@s a nuestro particular 
HUERTO LITERARIO.




En el viaje de exploración del mes de diciembre se nos ha colado un intruso del mes de octubre, pero como en nuestro trayecto recibimos a todo tipo de viajeros, le hemos hecho un hueco en nuestra travesía. Lázaro de Tormes se ha teletransportado al s. XXI y le damos la bienvenida, mientras seguimos admirando su capacidad de supervivencia y de adaptación al medio...
Aquí tenéis dos reportajes sobre él. 

«Me he hecho millonario a base de golpes»
Lázaro de Tormes, creador del blog más visitado del país, cuenta su espeluznante vida y denuncia a su  antiguo padre públicamente en la televisión nacional.

Jaime Roncal para Azucarera Exprés.
«Tengo catorce años y he recibido más golpes de los que seguramente nadie pueda imaginar», relataba Lázaro en el programa del pasado sábado. Durante los cincuenta minutos de entrevista, el chico contaba cómo comenzó viviendo en un orfanato, dado que según le habían contado allí, sus padres no pudieron hacerse cargo de él y de su hermano, por lo que le dieron en acogida. «Por fortuna o más bien por desgracia a los seis años fui adoptado por un pobre hombre con aires de grandeza (en el orfanato cansados de mis trastadas aceptaron alegremente perderme de vista). Lo que nadie adivinó fue que a este mismo señor le embargaron un mes después, y que durante el tiempo que estuve con él pasé más hambre que una lombriz anoréxica»
El chico fue devuelto al orfanato y no por ello, dice, fue menos desgraciado. «Tiempo después fui adoptado por otro hombre del que bien se aseguraron que pobre no era, al contrario, era una persona de la clase alta. Pero yo supe que nada bueno se me venía encima, puesto que por muchas monedas que llevase en el bolsillo no se le caía una. Y estoy más que seguro que llegó a millonario por avaro. Cada día menor era mi ración de comida, ya que en su opinión cuanto mayor te haces, menos energía necesitas y, según él, mi cuerpo ya había almacenado suficiente. Lo peor de todo fue que cuando se dio cuenta de que cogía comida de su nevera todos los días, comenzó a pegarme y así hacía cada vez que me pillaba.   Pero, por fortuna para mí, un día en el instituto donde estudiaba nos dieron una charla sobre los beneficios de Internet». En aquel momento decidió abrir un blog de autoayuda en el que comenzó explicando su historia y dio su correo electrónico para que los internautas le enviasen sus historias para después subirlas en un “post” y que sirviesen de ejemplo a mucha otra gente. «Pero no me di cuenta hasta que me llegó el cuarto mensaje de que el verdadero problema lo seguía teniendo, pues lo único que remediaba era mi ira, descargándola sobre los lectores. Ahí fue cuando me decidí a dar el paso más grande, denunciar a mi padre en la comisaría local. Inmediatamente fui apartado de mi casa mientras se realizaban todos los trámites. Mi padre fue encarcelado y yo volví al orfanato. Cuando por fin pude conectarme a mi blog me llevé una gran sorpresa, pues se había corrido la voz y ya tenía más de 2000 visitas. Así continué con otro párrafo más de mi historia y coloqué el punto y final, dado que gracias al blog conocí a los que actualmente son mis padres. Una familia humilde pero simpática».

Así acabó de contar sus hazañas e hizo un llamamiento a todas aquellas personas que se sienten oprimidas por alguien, enviándoles un mensaje de libertad. «Contádselo a todos aquellos a quienes apreciáis y sobre todo que nos os dé miedo denunciar». 

Ahora mismo la página de Lázaro es visitada por más de 10 000 personas al día y ha servido de ayuda a mucha gente. El que en su día fue un desafortunado chico dice que el dinero no le ha cambiado y que su mayor ilusión es seguir viviendo la vida de manera intensa y agradable.

Jaime Roncal, 3ºB 



¡LIBERAD A LÁZARO!

LÁZARO DE TORMES, EL JOVEN LICENCIADO EN DERECHO Y DETENIDO POR FALSIFICACIÓN DE DOCUMENTOS HA PASADO SU PRIMERA NOCHE EN LA CÁRCEL.
"Nací en Salamanca, cerca del río Tormes. De  pequeño mi madre se quedó viuda y el dinero era muy escaso. Pasé hambre. Y hoy aquí, delante de todos os voy a contar el porqué de mi situación".

Carmen Abenia para Azucarera Exprés.
     Lázaro de Tormes es el nombre más escuchado en las últimas dos semanas por haber sido detenido y acusado de falsificación de documentos y corrupción. "Antes de juzgarme han de conocer mi historia". Con estas palabras Lázaro inició el relato de su vida en rueda de prensa, antes de ser conducido a la cárcel de Soto del Real. Comenzó hablando de su infancia, de la que dijo: "Mi infancia fue marcada por el hambre y la soledad". Estos dos factores habían sido fruto de la viudez de su madre y del miserable sueldo que recibía a cambio de 13 horas diarias de trabajo, el cual no cubría lo imprescindible.
     "La necesidad me condujo a la delincuencia y empecé a robar y a dejarme llevar por malas influencias". Ya con 16 años realizaba trabajos ilegales cobrando en negro y recibiendo el maltrato de su "jefe", un hombre mayor con poca visión , que era odiado por Lázaro.
     "Dejé de cobrar sobornos e intenté ayudar a mi madre económicamente para cuidar de mi hermano pequeño". Sus intenciones eran buenas, pero el hombre para el que trabajaba era muy avaro y le pagaba un sueldo insuficiente, por lo que robó algo de dinero de la caja registradora. Fue despedido.
     Con 18 años su madre sufrió un ataque al corazón y falleció. "Mi hermano pequeño se quedó con mi abuela", decía Lázaro a los allí presentes. Mientras, conseguía un trabajo mejor para ascender socialmente y "limpiar sus antecedentes" por sus anteriores trabajos. Con este última actividad ganó algo de dinero para vivir en un piso compartido y sacarse la carrera de Derecho. Trabajó luego para un policía vecino suyo al que le "soplaba" quiénes eran los traficantes con los que había tratado de más joven. Pero por pura cobardía abandonó el oficio. "Mejoré como persona y económicamente también. Me saqué una buena carrera y conseguí un trabajo de secretario de un político español muy conocido, del que no voy a decir su nombre por discreción". 
     Hace poco Lázaro se casó, pero las malas lenguas hablan de que su mujer se acostaba con el político para el que trabajaba. "Yo sabía que mi mujer se entendía con mi jefe, pero como él me pagaba bien y podía vivir sin ningún problema en una buena casa, no me importó", reconoció ante los sorprendidos periodistas. Pero al parecer, el tema de su deshonra no es ni de lejos su mayor problema, ya que ha sido pillado por la policía por falsificación de documentos y por tráfico de influencias.
     Lázaro fue detenido el pasado 23 de diciembre por la Brigada Anticorrupción y puesto a disposición judicial. "Actuar sólo por interés no es bueno y te lleva a lo peor, que en mi caso es la cárcel, y lo mismo pasa con la ambición de subir en la escala social", advirtió Lázaro para concluir su historia y la rueda de prensa.
     En los últimos días grupos de manifestantes concentrados en las puertas del Juzgado donde ha prestado declaración han mostrado su apoyo al joven y pedido que se le libere. "Lázaro lo ha pasado muy mal y esta situación que él ha sufrido no debería existir en un país tan desarrollado como España. Su vida no sólo se ha movido por el interés y por el intento de ascender en la escala social, sino por tener un trabajo digno con el que poder pagar sus gastos. Lo defendemos porque comprendemos que todo lo que ha pasado de pequeño le ha marcado. Su vida ha sido injusta y, a pesar de cometer ilegalidades, le defendemos", afirma el portavoz de los que están a favor de su liberación.

                                                                                                                    Carmen Abenia (3º B)
     




En este viaje por el INFRAMUNDO del mes de noviembre tenemos unas cuantas historias inquietantes que contarte...
A veces los ecos de la NOCHE DE DIFUNTOS no se apagan con el amanecer. Lee esta historia y baja con nosotros al sótano de lo desconocido. 



ACÉRCATE, BAJA

         Se levantó con el cuello fatal por haberse quedado dormida en el sofá del salón. Por lo visto sus padres aún no habían vuelto a casa, qué raro. Ellos trabajaban como agente de patrulla e inspectora de policía. A veces llegaban tarde, pero nunca se despertaba sin encontrarlos ahí, recibiéndola con una sonrisa.
         Se incorporó en el sofá y se frotó los ojos para quitarse el sueño y vio la hora. Las cinco de la tarde. Sí que había dormido. Se levantó arrastrando lo pies y entró al baño. Se lavó la cara y salió. Se dirigió a la cocina y miró el calendario pegado en la puerta de la nevera. “31 de octubre. Hoy es Halloween. Seguramente la cosa estará animada afuera, en el pueblo donde vivimos”. Halloween es una fiesta que todo el mundo celebra, todo el mundo menos ella. Para ella esta fiesta es una pérdida de tiempo. Desperdiciar un día en el que podría hacer algo útil no estaba en sus planes.
Se mostró indiferente y fue a desayunar mientras yo la miraba, ni siquiera me saludó. Cogió unas galletas y un vaso de leche frío y ya está. Se lavó los dientes y fue a vestirse. Pilló unos tejanos y un jersey y unas zapatillas negras. Se recogió la rubia melena en una coleta y cogió el teléfono para llamar a nuestro mejor y único amigo: Will. Marcó su número y esperó, uno, dos, tres tonos y saltó el contestador. Dejó el teléfono en su sitio y se puso una chaqueta tejana, abrió la puerta y salió a la calle conmigo detrás. Nada más cruzar el umbral una fresca brisa otoñal nos azotó la cara. Bajó los escalones de la entrada y salió a la calle. Como ya me imaginaba, las calles estaban llenas de niños disfrazados, adultos decorando las fachadas y puertas y muchas cosas más que no le interesaban a ella pero a mí sí.
         Will vivía a una manzana de nuestra casa. A él, al contrario que a ella, le gustaban las fiestas, sobre todo ésta, Halloween, como a mí. Es más sociable que ella y también más pesado. Todos los años intenta convencerla para decorar nuestra casa y dar caramelos a los niños. Pero ella, como todos los años, dice: “No pienso decorar nada”. Ha habido años en que hasta insistió en adornarla él, pero ella se negó igualmente. Estar con ella es un aburrimiento total.
         Estaba tan absorta en mis pensamientos que no me di cuenta de que ya habíamos llegado. Su casa estaba llena de calabazas y fantasmas en el patio, y telarañas en los árboles. Se podría decir que este año se había esmerado en hacerlo bien, porque le había quedado muy bonito todo. Llegamos a la entrada y levantó la mano para llamar, pero al primer toque la puerta se abrió con un chirriante ruido. El interior estaba iluminado con la poca luz que entraba por las ventanas. Entramos.
-         ¿Will?- llamó ella mientras caminábamos por el pasillo.
De repente, algo saltó desde el salón y ella pegó un grito que creo que se oyó hasta en la China. Cerró los ojos y entonces escuchamos una carcajada. Los abrió rápidamente y vio a Will riéndose como si no hubiera un mañana.
-         No tiene gracia- se quejó.
-         Créeme que la tiene- dijo Will recostándose en la pared.
-         ¿Por qué no me has contestado a la llamada?
-         Porque quería que vinieras- dijo sin más.
-         Pues aquí me tienes- dijo abrochándose la chaqueta con un escalofrío.
-         Quería saber si te apetecía luego ir a dar una vuelta por el pueblo- propuso sin rodeos.
-         ¿Luego? ¿Cuándo?
Lo conocemos lo suficiente como para saber que le va a decir que “por la noche”.
-         Por la noche- dijo Will
¡Bingo! Lo sabía.
-         Ya sabes que no me gustan est...
La interrumpió antes de terminar.
-         Por favor, sólo este año y te prometo que no te lo pediré ningún otro año más- suplicó Will de rodillas.
-         Lo mismo dijiste el año pasado y mírate- le respondió señalándole con el dedo.
¡Qué chica tan poco agradecida!
-         Sí, pero el año pasado no fuiste. De hecho te quedaste durmiendo. Eres una sosa.
Para demostrarle que no era una sosa, aceptó.
-         Está bien, iré.
      - ¡Amber Simmons ha decidido por primera vez en su vida salir la          noche de Halloween! ¡Hoy los muertos resucitarán!- exclamó      limpiándose los pantalones- Hasta entonces, ¿te apetece quedarte aquí?
A Will se le dibujó una sonrisa triunfante en la cara.
         - Sí, digo no. No puedo, mis padres no volvieron anoche y voy a       comisaría a ver si los encuentro allí- dijo mientras salíamos por la          puerta.
         - ¡Ven disfrazada!- gritó Will desde el interior de la casa.
         -¡No me hagas cambiar de opinión!- repuso ella.
         - ¡Está bien, está bien!- y cerró la puerta en sus narices.

         Caminamos hasta la comisaría viendo a los niños persiguiéndose vestidos de vampiros, Frankenstein... ¡Hasta iban de Mickey Mouse! Eran adorables. A ella, cuando tenía esa edad, su madre la vestía con un vestido y le ponía dos coletas y unos calcetines que parecían de los que usan los jugadores de fútbol. Aquel año bajó al sótano por una apuesta con Emily, nuestra mejor amiga y de Will, pero se mudó hace siete años y desde entonces no ha contactado ni una vez con nosotros.
         Bueno, como iba diciendo, bajó al sótano olvidándose de mí. Lo único que llevábamos era una vieja linterna de su padre. Íbamos bajando sin miedo alguno hasta que oímos una especie de siseo lento y suave. Un escalofrío le recorrió la espina dorsal, como si de una mano fría la hubiese recorrido. Se quedó quieta con la linterna enfocando hacia el fondo de la escalera, en silencio, mientras yo la miraba. No se veía nada al fondo. Yo supe que le había recorrido un escalofrío porque lo presentí. La voz volvió a sonar, pero esta vez era ronca y sombría: “Acercaos, bajad. Acércate, baja”.  Recuerdo perfectamente que ella se asustó, se le cayó la linterna y subió corriendo arriba, sin importarle que yo aún siguiera ahí. Aun así la seguí. No había nadie en casa. Estaban todos en el jardín. Salimos pero no cerró la puerta; se quedó mirando el sótano, del cual llegó el ruido de algo pesado arrastrarse y después unos pasos, como si alguien estuviera subiendo la escalera. Chilló y salió corriendo hacia el jardín, asustada. Le contó a su padre lo que nos había sucedido y él dijo que bajarían a ver. Lo hicimos, pero no había nada más que trastos... Aunque sí había algo que su padre no había notado. Un mal olor, como a basura quemada. Yo sabía qué había allí abajo, pero ella no, porque no preguntó.
         Llegamos a comisaría y ella preguntó por sus padres. Nos dijeron que el día anterior no habían ido a trabajar. “¡Qué extraño”, pensó y empezó a inquietarse, pero yo no, porque yo sabía dónde estaban, pero ella no, porque no preguntó.
         Salimos de comisaría y vimos que ya eran las ocho y media de la tarde. Habíamos tardado mucho hablando con los agentes de servicio. De ahí fuimos directamente a su casa a que se cambiara de ropa. Había oscurecido. Seguro que sus padres estarían en casa y Will iba a pasar a buscarla dentro de nada. Sacó la llave y abrió la puerta torpemente. No sabía por qué, pero de pronto una sensación de ser observada la embargó. Lo sé porque lo presentí. Giró la cabeza bruscamente, pero no había nadie. Hasta la calle estaba desierta, no había ni un alma que rondara por allí, bueno, uno sí. Yo lo sabía, pero ella no, porque no preguntó.
         Cerró la puerta tras de mí y subió las escaleras corriendo como alma que lleva el diablo. Yo la seguí a paso normal. Entró en la habitación de sus padres pero no estaban. Bajó a la cocina y nada, no había rastro de ellos. Se empezaba a asustar y esa sensación de sentirse observada volvió a invadirla. Lo sé porque lo presentí. Giró la cabeza mirando hacia todos los lados, pero seguía sin ver nada. Yo sí veía, pero ella no, porque no preguntaba.
         - ¿Mamá? ¿Papá?

         Parecía una niña pequeña perdida buscando a sus padres. Fue entonces cuando sucedió. Llamaron a la puerta, pero no a la de la entrada principal, sino a la del sótano. Alguien llamaba desde dentro y yo sabía quién era. Los golpes eran suaves y continuos. Se acercó a la puerta, esa puerta que llevaba cerrada unos cuatro años y escuchó atentamente. Luego se dirigió a la cocina y de uno de sus cajones cogió una llave y se dirigió de nuevo hacia la puerta. Iba a meter la llave en la cerradura, pero...¡ya estaba abierta! No era una chica cobarde ni creía en los relatos de terror, por lo que pensó que había sido obra de sus padres. Pero no era así. Yo sé quién la había abierto.
         Antes de bajar cogió la linterna, se encaminó hacia la entrada del sótano y bajó las escaleras conmigo a su lado, como hace diez años. Llegamos al fondo y vio que no había más que los trastos de hace años, cuando entramos la noche de Halloween. Caminamos hasta una mesa que había, para que ella viera qué era ese bulto redondo que estaba encima. Nos acercamos lo suficiente y se arrepintió. En milésimas de segundo el miedo le recorrió las venas como si un frío cuchillo helara su sangre. Sentí su corazón latir con tal fuerza que pensé que se le iba a salir del pecho. De hecho, le dolió. Tragó saliva y sintió un espasmo mientras el estómago se le revolvía con violencia y una arcada incontrolada llevaba el sabor amargo de la bilis hasta su boca. Lo que había en la mesa era una cabeza cortada, la cabeza de su pobre padre. Yo ya lo sabía, pero ella no, porque no preguntó.
Enfocó la linterna hacia la derecha y vio dos cuerpos colgando del techo. Ahogó un grito de puro terror. Eso ya ni lo sentí. Sólo con ver lo blanca que se puso lo supe. Uno de los cuerpos estaba decapitado y con medio costado arrancado por lo que parecía ser un mordisco; el otro pendía sin brazos ni piernas, sólo un tronco y una cabeza. Estaba ahorcado. Era el cuerpo de su madre. A sus pies, un enorme charco de sangre y al lado lo que parecían los utensilios de carnicero. Me fijé en que las lágrimas, como torrentes, le recorrían la cara. Y entonces lo oyó, un siseo suave y escalofriante. Enfocó con la linterna hacia arriba y abrió los ojos de par en par. Un ser monstruoso estaba sobre su cabeza, inmóvil, un ser que llevaba observándola todo el tiempo o tal vez durante años, como otro que lleva con ella desde que cumplió los cuatro años. La miraba con una mirada extremadamente feroz y salvaje. Se quedó paralizada unos minutos por el miedo. Yo sabía lo que venía a continuación.
         Sin previo aviso tiró la linterna y corrió en dirección a las escaleras. Pobre, se piensa que puede huir. Sintió su presencia detrás; después sintió que una mano la cogía del tobillo y la arrastraba a las entrañas de ese sótano en el cual estaba una bestia fantástica que no debería siquiera existir, como yo. Cayó de bruces contra las escaleras, volvió la cabeza y vio a ese ser arrastrarla escaleras abajo con una sonrisa demoníaca en la cara. Después algo o alguien golpeó al ser, y ese mismo alguien, que yo bien conocía, la cogió del brazo y la empujó escaleras arriba conmigo detrás. Salimos del sótano y ella comprobó que era Will, el cual cerró la puerta con brusquedad y corrió, aún agarrándola del brazo, hacia la puerta exterior, pero estaba cerrada. ¡Qué buen amigo, comparado con ella!
         De repente todas las luces de la casa se apagaron. Oí pasos que se dirigían hacia nosotros. Yo sabía quién era, pero ellos no, porque no preguntaron. Después la mano de Will que sujetaba su brazo se aflojó de pronto, como si algo hubiera tirado de él, y algo así había sucedido en verdad. Escuchamos un grito, el grito de Will que fue rápidamente sofocado por un silencio sepulcral que se adueñó del lugar, pero no de su mente, donde sonaba como un eco incesante que la atormentaba. Achinó los ojos para ver mejor en la oscuridad, pero lo único que llegó a percibir fue una sombra que tiraba de algo hacia la puerta del sótano. Chilló como loca y abrió la puerta de la calle de una patada para poder salir. Ya estaba bajando los peldaños de la entrada, cuando ese monstruo la agarró de la coleta y tiró de ella de nuevo hacia el interior de la casa, mientras yo me quedaba sola fuera.
         Creo que ha llegado la hora de cambiar de amigos. Adiós, Amber. Adiós, Will. Espero que os vaya bien en el otro mundo. Allí no sólo yo podré veros, sino vosotros también a mí.
         Y ahora te preguntarás, “y tú, ¿quién eres?”. Pues querido amigo lector, lo diré con la mayor claridad posible. Soy aquél que en las noches te acompaña cuando tu cabeza se recuesta sobre la almohada; aquél que escucha tu lenta respiración y que conoce exactamente el número impar de latidos que da tu corazón. Yo te veo. Tú a mí no. Pero tranquilo, que cuando cruces al otro lado, también me verás. ¡Ah!, y sólo una cosita más. Nos conocemos desde que cumpliste los cuatro años, y ahora mismo estoy leyendo esto, a tu lado.
                                                    Asmaa Daddi, 3º B







ESO


         En una pequeña localidad norteamericana había un cementerio de no más de cincuenta metros cuadrados donde enterraban a los vecinos que fallecían tras realizar su debido funeral. A estos funerales a menudo acudía la población entera, pues en aquel lugar todo el mundo conocía a todo el mundo y siempre dolía vivir la pérdida de un vecino.
         Una mañana de invierno de comienzos de los años noventa, las campanas de la iglesia católica municipal anunciaron la muerte, nada más y nada menos, de la mujer del alcalde. Al parecer había enfermado de un cáncer incurable que la había llevado al otro mundo en plena paz mientras dormía en su habitación de hospital. La noticia de su muerte afectó mucho a la gente de aquella aldea, ya que la difunta era una mujer encantadora y con mucha fama en la zona.
         El funeral tuvo lugar una fría tarde de domingo, con la nieve cayendo lenta y plácidamente desde el cielo hasta posarse en tierra y formar una bonita capa blanca que cubría la ciudad por completo. Los vecinos acudieron al cementerio donde iba a tener lugar la misa bien abrigados y con sus mejores galas. La ciudad entera estaba reunida en aquel cementerio, todos consolando a los más afectados y dando sus más sinceras condolencias a los familiares.
         El alcalde y su mujer tenían una hija pequeña, de apenas seis años de edad, cuyo nombre era Sarah y cuya existencia era conocida por todos los habitantes. La muerte de su madre no le había afectado demasiado, pues todavía no era lo suficientemente mayor como para comprender cosas como la muerte y el más allá. Algunas vecinas del pueblo le habían asegurado que ahora ella se encontraba en un lugar mejor, y la verdad es que a la pequeña le bastaba con saber aquello. La muerte no le llamaba la atención, al menos por el momento.
         Justo al final del funeral, mientras unos vecinos charlaban silenciosamente con otros y alguna gente dejaba flores y regalos junto a la recién colocada lápida, Sarah, quien estaba sentada en un banco alejada de la multitud, oyó la dulce voz de su madre resonando en sus oídos.
         No comprendía del todo bien lo que ésta le decía, pero tenía muy claro que aquella era la voz de la mujer que la había traído al mundo. Decidió seguir los susurros y se adentró entre los árboles que formaban el pequeño bosque junto al cementerio, hasta acabar en una explanada también cubierta por la blanquecina nieve y en la cual había una laguna medio congelada debido a las frías temperaturas del mes. Una mujer se encontraba de pie sobre la fina capa de hielo que cubría el agua. Tenía el cabello oscuro y largo algo despeinado, y llevaba una bata azul de hospital sobre su delgado y pálido cuerpo. Sarah la reconoció al instante. Era su madre.
         La mujer sostenía un globo de color rojo en la mano izquierda, y sobre aquella explanada, cientos más de ellos sobrevolaban el cielo por completo. Sarah se acercó lentamente hacia la laguna y observó más de cerca a su madre. Ella sabía que no debería estar allí, pues acababan de enterrar su cuerpo sin vida bajo tierra. Eso lo entendía a la perfección y por esa misma razón no comprendía lo que estaba ocurriendo. Entonces su madre le extendió la mano en la cual tenía atado el globo y abrió la boca para hablar. Las palabras que salieron de su interior no tenían la voz de la madre de Sarah. A diferencia de la que había sido la suya, ésta era una voz oscura y tenebrosa, que le decía a su hija:
         -¿Quieres un globo, Sarah? Si lo quieres, ven con nosotros. Aquí abajo todos flotamos. Tú también puedes flotar, y hazme caso, te gustará. Tan solo tienes que coger un globo y seguirnos, así podrás ver cómo flotas. Flota, Sarah… flota con nosotros.
         En el momento en que el alcalde y el resto de vecinos llegaron a aquella explanada en busca de la pequeña Sarah, se la encontraron acurrucada junto a un alto árbol mirando fijamente a la laguna, donde se había formado un gran agujero en el hielo inundado por el agua del lago, en cuya superficie flotaba un trozo de tela de color azul. Sarah abrazó a su padre y luego alzó la vista hacia el cielo, donde pudo observar cómo un único globo volaba solitario hacia las nubes. La nieve seguía cayendo aunque esta vez lo hacía más suavemente, y pronto el globo se tiñó de un color blanco mientras desaparecía poco a poco sobre los árboles.
         La pequeña jamás habló sobre lo ocurrido y con el tiempo acabó olvidando lo que había presenciado aquel día. De todas maneras, otros niños de la localidad sí que lo han hecho. Y siempre que intentan contar lo visto a sus padres, a amigos e incluso a psicólogos contratados por los primeros, lo único que pueden describir entre lágrimas es la aparición de Eso. De Eso, quien constantemente les vigila, con su alegre traje de payaso. Ah, y también recuerdan los globos. Porque allí abajo todos flotan. Toma, coge un globo y así podrás flotar junto a nosotros. Porque flotamos… flotamos.
Izarbe Gil, 4ºB










Y AQUÍ LLEGA NUESTRA PRIMERA PROPUESTA:



 Tal y como os decíamos en el inicio, es el momento de mandar una postal.

 Os invitamos a participar en nuestro juego / concurso para este año.

 En la biblioteca tendréis a vuestra disposición un modelo de postal que podréis pedir a la persona que esté de guardia en la hora del recreo.
 Lo único que tenéis que hacer es elegir uno de los libros que haya en el expositor de la biblioteca e imaginar que el viaje os ha llevado dentro de sus páginas  (al fin y al cabo, leer es un poco eso, vivir dentro de las historias que otros nos cuentan)
 ¿Qué experiencias, sensaciones, aventuras.. contaríais a los vuestros desde el libro al que habéis elegido viajar?
 Pues eso es lo que tenéis que hacer: escribir esa postal y hacer un dibujo por el anverso (si no os gusta mucho dibujar, también vale que elijáis una imagen que os guste y os parezca adecuada y la peguéis)
 Después, claro está, al buzón. (El buzón estará en la biblioteca)

 Cuando haya unas cuantas las expondremos y  premiaremos las más originales, las más bonitas y a las personas que más postales “envíen”. Podéis mandar tantas postales como queráis. 

 ¡Animaos, esperamos vuestras “noticias” !
      

  YA TENEMOS NUESTRAS PRIMERAS POSTALES GANADORAS

 COMO RECORDARÉIS, DURANTE ESTE CURSO LA BIBLIOTECA OS PROPUSO PARTICIPAR DE NUESTRO VIAJE CON EL CONCURSO DE POSTALES.
 DURANTE EL MES PASADO EL VIAJE FUE UN VIAJE INICIÁTICO, Y VUESTRAS POSTALES NOS LLEGARON DESDE ALICIA, PINOCHO, EL MAGO DE OZ, HARRY POTTER ...
 PUES BIEN, YA TENEMOS GANADORAS:

 MARWA ZBIBA EL FANTASI (de 1º E) Y BIANCA CHIRITA DE ( 3º PMAR)

 PODÉIS PASAR POR LA BIBLIOTECA DURANTE EL PRIMER RECREO DE MAÑANA, MIÉRCOLES 4 DE NOVIEMBRE
 ¡ ENHORABUENA!

  Y AL RESTO, GRACIAS POR PARTICIPAR Y OS ANIMAMOS A QUE SIGÁIS ENVIÁNDONOS VUESTRAS POSTALES
  (OS RECORDAMOS QUE HABRÁ TAMBIÉN UN PREMIO PARA QUIEN MÁS PORTALES ENVÍE A LO LARGO DEL CURSO )


Y SEGUIMOS RECIBIENDO CARTAS...


Nuestro buzón se llena de cartas y en esta ocasión van dirigidas al náufrago que nos escribe desde este poema de Luis Alberto Cuenca. Vuestra respuestas harán su estancia mucho más llevadera en esa solitaria isla desierta. Gracias navegantes.

MENSAJE EN UNA BOTELLA ROTA


Aquí estoy, aburrido como un hongo,
en la isla de siempre ( la que tiene
una palmera en medio),
rodeado de tiburones,
como un náufrago de esos
que salen en los chistes.
Haz algo amigo mío:
escríbeme una carta larga y maravillosa,
llámame por teléfono,
envíame una cinta con tu voz.





CARTA A UN AMIGO DESESPERADO


Zaragoza, 10 de octubre de 2015

¡Hola, compañero!

Me resulta raro que estés aburrido. Porque tú siempre has sido muy nervioso y movido.
Yo estoy en mi casa con una amiga, y nos lo estamos pasando genial. Pero como no quiero que te pongas celoso, te voy a dar unos cuantos consejillos para que te diviertas. Son bastante buenos, ya que puedes hacerlos solo o acompañado. Puedes ver pelis con un buen bol de palomitas; hacer manualidades, por ejemplo, tarjetas de Navidad, ya que se acercan estas fechas; ver la tele, aunque si no te va puedes ver vídeos en Youtube, porque los hay de todo tipo; salir a dar una vuelta en bici, andando o a comprar algo que necesites; ir de viaje, ya sea al pueblo de al lado o a otro país; reorganizar el salón o tu cuarto; escuchar música; hacer ejercicio; disfrazarte con tu ropa y con la de tus padres; componer canciones…
Ya sé que algunas cosa no las podrás hacer, ya sea por miedo a que te pillen o porque no tengas el material necesario.
Me sé tantos consejos porque yo también me he aburrido alguna vez, ¿quién no? Espero que te sirvan de ayuda. Nos vemos.

Elena C. (1º ESO E)

P.D. También puedes quedar con amigos, porque ellos seguro que tienen sus propios métodos de diversión o jugar al Mikado con las minas del portaminas.



CARTA A UN AMIGO


Zaragoza, 17 de octubre de 2015

¡Hola!
Amigo mío, piensa que no estás en una isla desierta rodeada de tiburones, piensa que tienes tiempo para hacer muchas cosas divertidas.
Tú eres una persona muy especial, y si te propones salir de esa isla desierta lo harás. Solo necesitas un poco de ilusión y de imaginación. Puedes probar un montón de cosas nuevas y descubrirás otras que te apasionen y que te ayuden a escapar de esa isla remota.
Disfruta de lo que está a tu alrededor, dale un giro a tu vida. Tú tienes el mando a distancia de tu fututo.
Súbete a lo alto de la palmera y verás que cerca hay una gran isla llena de gente y de amigos, y que con un pequeño esfuerzo puedes llegar a ella.
Ánimo. Te esperamos.

María Y. (1º ESO E)






¡TENEMOS CARTA...!


Hace una semana metíamos en nuestra maleta un cuento muy especial, Pomelo crece, y os pedíamos que le enviaseis vuestras experiencias sobre el proceso de crecer. Son muchas las cartas que nos han llegado, y nada mejor que vuestros sabios consejos para inaugurar esta sección. 
Gracias a tod@s por  participar y os dejamos con algunos fragmentos.


"Crecer es inevitable, no puedes ser un niño toda la vida". (Daniel)

"Crecer es muy bonito. Te sucederán cosas maravillosas" (Lucía)

"Cuando eres mayor, haces las cosas por ti mismo" (David)

"Al crecer, serás más alto, te cambiará la voz y te sentirás diferente." (Ángel)

"Si te equivocas, no te preocupes porque puedes aprender de los errores. En eso consiste crecer." (César)

"De niña pensaba que tardaría mucho tiempo en crecer, pero no es así...¡todo llega muy rápido!" (Saray)

"Hacerse mayor es decir "adiós" a algunas cosas y "hola" a otras nuevas." (Fernando)

"Crecer significa madurar, dejar tu infancia atrás y tomar tus propias decisiones." (Carolina)

"Hacerse mayor es mirar hacia arriba, soñar que puedes ser lo que más te gusta y pensar que vas a tener un buen futuro." (Rafa)

"Cuando crezcas, intenta ser una buena persona y disfruta de la vida." (Lucía)


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y para despedir el trimestre, los primeros flamantes ganadores de nuestro Pasaporte Cultural

Enhorabuena Felices y culturales vacaciones ¡Qué no decaiga!